martes, 7 de enero de 2020

Nuestros tres consejos para empezar a aprender robótica

Los comienzos en general son buenos momentos para plantearnos cambiar alguna cosilla de nuestras vidas o rutinas que no nos gusta o para hacer algo nuevo que nos apetece cambiar. Si para este 2020 que  recién estrenamos os planteais (cosa que os recomendamos sin duda) comenzar a aprender robótica ahí van nuestros tres consejos:

Consejo 1: Elige un proyecto que te apasione.
La neurociencia nos dice lo que ya sabíamos, nada se aprende mejor que aquello que amamos, que lo que nos apasiona. Así que si quieres aprender robótica elige un proyecto que te fascine. ¿Te gusta tu huerto? Piensa en hacer un robot agricultor o en automatizar alguna cosilla del jardín... Es verdad que para realizar un proyecto medianamente complejo hay que empezar aprendiendo lo más básico, pero no es menos cierto que no nos desanimaremos de la misma manera en los comienzos duros si tenemos claro un objetivo que queremos conseguir a toda costa.

Consejo 2: Divide el proyecto en pasos pequeños.
Esta es la clave del éxito de cualquier proyecto. Sigamos con el huerto, podemos irnos planteando objetivos pequeños y asequibles. Por ejemplo, nuestra primera meta podría ser medir la temperatura ambiente y la humedad y mostrarla en una pantalla. Más adelante podremos enviarla al móvil, regar si hace falta...

Consejo 3: Elige tecnologías abiertas.
Nosotros somos grandes defensores de las tecnologías abiertas, porque coinciden con nuestros valores, pero también porque ese conocimiento compartido nos ha ayudado (y nos ayuda) en multitud de ocasiones. Las tecnologías abiertas nos permiten compartir y aprender de otros que saben más o que han hecho cosas parecidas. Nos permite preguntar en foros y en redes a expertos que generosamente nos contestan y ayudan. Nada hay más valioso que la experiencia de otros. También puedes valorar apuntarte a un curso o taller que pueda ayudar con los primeros pasos.

¡¡Cuéntanos cómo te lo planteas tú!!